viernes, 10 de abril de 2015

Selección Terror de Ediciones B (1990-1995)



Ediciones B y los bolsilibros



            Tal y como recordaréis, tras la caída de Bruguera en julio de 1986, la empresa se liquidó  y se vendió el 14 de octubre de ese año al Grupo Zeta. Dentro de ese grupo, se creó el sello Ediciones B, nombre que propuso Félix Espelosón, y que estuvo comandado por Eduardo Álvarez Puga y Silvia Querini.


            Entre 1990 y 2001, bajo el mandato de la editora, y sobrina de Antonio Asensio, Blanca Rosa Roca (que después fundaría Roca Editorial a principios de este siglo), Ediciones B se lanzó a la aventura de desempolvar los bolsilibros de Bruguera, que se había quedado por subrogación al quedarse con los fondos de la empresa editorial. Así, iniciaron multitud de colecciones de bolsilibros, las cuales se diferenciaban por el color de la parte superior de la portada que se podía ver también en el lomo del libro, además de por su título. Las colecciones fueron las siguientes diecisiete:


            - Arcadia (romántica, color rosa);
            - Ases del Oeste (oeste, color naranja);
            - Bisonte (oeste, color rojo);
            - Bravo Oeste (oeste, color azul);
            - Búfalo (oeste, color azul);
            - Calibre 44 (oeste, color morado);
            - California (oeste, color lila);
            - El Virginiano (oeste, color blanco);
            - Héroes de la Pradera (oeste, color verde claro);
            - Héroes del Oeste (oeste, color rosa);
            - Kansas (oeste, color verde claro);
            - La Conquista del Espacio (ciencia ficción, color lila);
            - Oeste Legendario (oeste, color verde);
            - Orgullo Mexicano (oeste, con una franja naranja en la parte inferior de la portada);
            - Punto Rojo (policíaca, color azul);
            - Selección Terror (terror, color rojo sangre); y
            - Texas (oeste, color negro);


            Basta con echar una breve ojeada a la lista, para darse cuenta de que Ediciones B apostó por el Oeste como género para su andadura bolsilibresca (trece de sus colecciones versaban sobre él), dejando un breve margen para el resto de géneros. Podríamos citar, a nivel de mera curiosidad, la colección "Bolsilibros - Corín Tellado", que lanzó este sello, dedicada a la célebre autora romántica, aunque estos libros no se ajustan ya a lo que hemos venido considerando como bolsilibros (tienen un número irregular de páginas, siempre más de 100, y sus medidas son 19'5x12'5 cms.). En este caso, pues, el nombre no hace la cosa.


Ejemplares de cuatro colecciones de Ediciones B.


            Al parecer, la apuesta por el género de vaqueros y bandidos, les salió bien (como hiciera Fórum, aunque, en su caso, las ventas de western no sirvieron para mantener a flote la división de bolsilibros por el escaso éxito cosechado por las otras colecciones), puesto que varias de sus colecciones (El Virginiano, Héroes de la Pradera, Kansas o Texas superaron los 1.000 números, con Marcial Lafuente Estefanía como buque insignia y verdadero líder de ventas, e incluso publicaron bastante obra inédita, hecho que demuestra, irrefutablemente, que era y es un género con centenares de adeptos. No en balde, se siguen publicando y vendiendo bolsilibros de este tipo todavía hoy). No obstante, si uno se fija en otras colecciones, como La Conquista del Espacio, verá como sus cifras son mucho más ridículas: alcanzando solamente los 63 números, reediciones puras y duras de obras de Bruguera, en el lustro 1990-1995. He elegido esta colección porque corrió una suerte muy paralela a la de la colección Selección Terror, de la que pasaré a ocuparme a continuación.




La colección Selección Terror




            Si hace un momento decía que La Conquista del Espacio alcanzó los 63 números (se reeditaron 57 títulos de la colección homónima de Bruguera y 6 procedentes de Héroes del Espacio), su terrorífica "hermana" llegó a ver editados 64 títulos en ese mismo periodo de cinco años. En esta ocasión, sus títulos procedían también del ingente fondo de Bruguera (63 de sus títulos proceden de la colección del mismo nombre, aunque algunos de Lou Carrigan provinieran ya de las lejanas ediciones de Rollán (5) o de Easa (1), y sólo uno de la colección policíaca Punto Rojo, Asesinatos en Cementery-Street, número 981, publicado originalmente sin el guión en 1981 y fruto de la mente de Curtis Garland). Así pues, visto lo visto, el lector de bolsilibros de terror (y el de ciencia ficción), habían decidido abandonar este tipo de lecturas y no se lograron seducir a nuestros adeptos.


            La solución era evidente y Ediciones B decidió cerrar ambas colecciones en 1995, quedándose mucho material en la recámara esperando ser reeditado algún día. No obstante, hasta el día de hoy no ha habido ninguna otra intentona que haya logrado devolver la vida a los bolsilibros de terror (y ya de paso podríamos añadir de ciencia ficción) y no estrellarse en el intento. Esta constatación, siempre me ha llevado a formularme una pregunta: ¿sería viable hoy en día una colección de bolsilibros de terror, aunque fuera con material reciclado de antiguas editoriales? Sé que hay (y ha habido) varias editoriales que lo están intentando, publicando antologías o reeditando títulos, pero el lector de género (me parece) ya lo ve con nostalgia, como un hecho de un pasado que ya no volverá. Con todo, quisiera haceros llegar esta pregunta y, si queréis responderla, tenéis el espacio destinado a los comentarios a vuestra entera disposición para ello.


Cuatro portadas de la colección.


            Pero dejemos las preguntas y pasemos a la colección en sí. En enero de 1990, se publicó La bahía del horror, de Joseph Berna, primer número de la colección. En este caso, Ediciones B decidió, ya desde el primer número, seguir un ritmo de publicación mensual que siguieron casi con completa puntualidad hasta el final. Las pequeñas irregularidades de la colección fueron las siguientes: el número 36 (Asesinatos en Cementery-Street, de Curtis Garland), curiosamente el único que proviene de una colección distinta a Selección Terror de Bruguera, se publicó en diciembre de 1992 y la colección no se reanudó hasta marzo del año siguiente cuando salieron de golpe los tres siguientes números (37, 38 y 39). Quizás aquí se pueda vislumbrar un primer intento de zanjar la reedición de estos títulos, aunque ésta se salvó (quizás por los pelos). Sin embargo, como no dispongo de más datos al respecto, lo dejo como una mera suposición. Después sólo ocurrieron dos pequeñas notas a destacar y es que en los meses de enero de 1994 y 1995 se publicaron dos novelas en lugar de una (48-49, y 61-62, respectivamente). En marzo de 1995, Joseph Berna cerraba la colección que él mismo había iniciado con La mansión de los mil y un horrores (número 64) y, a su vez, terminó con la historia de los bolsilibros de terror en los kioskos que había iniciado en 1972 la editorial Rollán.

           
            En cuanto al precio, la colección salió al mercado con un coste de 90 pesetas, que fue cambiado a 95 a partir del número 3 (suele ser un mal señal cuando tienes que cambiar el precio cuando acabas de iniciar una colección). A partir del número 13 (Fauces sangrientas, de Lou Carrigan), publicado en enero de 1993, el precio subió hasta las 110 pesetas. Este montante se mantuvo casi hasta el final de la colección (debo añadir que, a partir del número 28, El comprador de recuerdos, de Lou Carrigan, en la contaportada encontramos el P.V.P. de España y también de México, 1.900 pesos o 1'90 NP, y Argentina, 12.000 australes o 1'20$, dependiendo del volumen). No obstante, el último número de la colección subió hasta las 125 pesetas (2.500 pesos o 2'50 NP en México y 1'35 $ en Argentina). Imagino que se trataría de una medida de última hora para ver si las pocas ventas existentes se mantenían con el ascenso de más de un 10% del PVP, pero... o no resultó suficiente o la medida ya estaba tomada con indiferencia de lo que vendiera ese número y sólo se aumentaron las 15 pesetas para que éste no fuese tan deficitario, al estar ya firmado el contrato con el autor.


            Otra curiosidad la encontramos en el hecho de que tres novelas cambiaron levemente sus títulos respectos al original: Miedo en la oscuridad, de Lou Carrigan, pasó a ser Miedo a la oscuridad en el número 23 (un cambio de preposición que altera el significado), los Estudios sobre el miedo, también de Carrigan, se redujeron a un simple Estudio sobre el miedo (número 34) y, supongo que para contrarrestar este error, Clark Carrados vio como su Compradora de vidas se multiplicaba y se convertía en Compradoras de vidas (número 45). En mi opinión, no creo que se debiera a cambios (pactados o no con el autor), sino a descuidos en la maquetación... De ser así, este hecho nos diría bastante sobre cómo reeditaban los bolsilibros en Ediciones B.


Carrados y Carrigan fueron dos de los autores más prolíficos en la colección Selección Terror de Ediciones B.


            Tal y como hago siempre, os dejo la lista de pseudónimos (6) y autores (5), ordenada por número de obras, que publicaron en esta colección:


- Lou Carrigan (20) ↔ Antonio Vera Ramírez
- Joseph Berna (14) ↔ José Luis Bernabéu López
- Clark Carrados (13) ↔ Luis García Lecha
- Burton Hare (9) ↔ José María Lliró Olivé
- Curtis Garland (5) ↔ Juan Gallardo Muñoz
- Donald Curtis (3) ↔ Juan Gallardo Muñoz


            No puedo dejar pasar por alto, la extraña manera en que se editaron los bolsilibros en esta colección. Si normalmente todas las editoriales trataban de no publicar dos números seguidos del mismo autor, aquí parece ser que se busco lo contrario. El inicio fue bastante bueno, alternando tres autores: Berna (núms. 1 y 4), Carrigan (2 y 5) y Burton Hare (3 y 6). No obstante, el orden se desmoronó y los siguientes tres números (7, 8 y 9) también fueron obra de Hare. A partir de este punto, la colección prosiguió con cierta normalidad: Carrigan, Berna, 2 más de Carrigan, Donald Curtis, Burton Hare, Carrigan, Carrados, Hare, Carrigan, Donald Curtis, Carrados, Curtis Garland, Carrigan, Berna, Hare, Carrigan, Berna, Carrados, Carrigan, Berna, Curtis Garland, Carrigan y Carrados. Sin embargo, con el número 36 (recordemos que es cuando se produce el parón de dos meses y salen tres números de golpe después), la série se vuelve completamente errática, quizás por tema de contratos o quizás porque vieron o creyeron que unos autores vendían más que otros, y sigue de esta guisa: Curtis Garland, Carrigan, Curtis Garland, Carrigan, Carrados, ¡4 números seguidos de Lou Carrigan! (del 41 al 44), Carrados, Curtis Garland, 2 de Lou Carrigan, ¡6 seguidos de Carrados! (del 49 al 54), 3 seguidos de Berna, Carrados, 3 más seguidos de Joseph Berna, Carrigan y 2 más de Berna hasta concluir la colección. Si nos centramos sólo en los diez números finales, ocho de ellos están firmados por el mismo autor, Joseph Berna.


Cuatro bolsilibros firmados por Joseph Berna.


            Llegados a este punto, y antes de dar por concluida la entrada con la lista de la colección, no quería finalizar sin recordar que, desgraciadamente, algunos de los nombres que más bolsilibros de terror habían publicado en la colección originaria de Bruguera no aparecen y otros están extrañamente infrarrepresentados, son de juzgado de guardia las pocas intervenciones de Curtis Garland, por ejemplo. En el apartado de "los olvidados", estoy pensando en Ralph Barby, Ada Coretti, Silver Kane y, en menor medida, en Adam Surray. Dejo al vuelo la reflexión de considerar que, si alguno de ellos hubiera podido publicar alguna obra en esta colección, quizá su futuro habría sido distinto.


            Aún con todos sus leves fallos, la colección Selección Terror de Ediciones B es importante por varios factores, algunos positivos y otros negativos. En el primer plato de la balanza, es evidente que gracias a esta reedición los autores pudieron ver de nuevo sus obras en los kioskos y recibir una compensación económica por ello (en la introducción de Manuel Blanco Chivite a la antología Recuérdame al morir de Silver Kane, Factoría de Ideas, 2007, titulada "Silver Kane, escritor de géneros", se llega a hablar de 23.000 pesetas por título reeditado en Ediciones B; aunque no sé si eso era extensible a los bolsilibros de terror), y que algunos lectores descubrieron aventuras que les tensarían los nervios y les harían pasar un delicioso mal rato; como aspecto más negativo (pero diáfanamente real), creo que quedó demostrado que si Ediciones B, con todo el fondo de Bruguera en la mano, fue incapaz de revivir este tipo de formato en los kioskos (podríamos añadir también, si se quiere, la ciencia ficción en el saco), es que, desgraciadamente, el mundo de los bolsilibros de terror había pasado ya a formar parte del pasado de miles de lectores y fuente de renovadas alegrías sólo para coleccionistas o amantes del miedo más pulp que ha existido en los kioskos españoles, los bolsilibros de terror.



Otras cuatro novelas de Lou Carrigan editadas en esta colección.



            Muchas gracias por leerme y os dejo con la lista de ediciones y reediciones, recordando el significado de las siglas de la columna de la derecha: "E" por la colección Terror de Easa; "PR" por Punto Rojo; "R" por la colección Terror de Rollán y "ST" por Selección Terror de Bruguera.




Jordi Llavoré




Colección Selección Terror de Ediciones B:





TÍTULO

AUTOR

REEDICIÓN
1
La bahía del horror
Joseph Berna
ST-454
2
No olvides llevarme flores
Lou Carrigan
R-17, ST-169 y ST-446
3
La venganza de los espíritus
Burton Hare
ST-580
4
El faro del terror
Joseph Berna
ST-552
5
Siniestro
Lou Carrigan
ST-467
6
La noche del diablo
Burton Hare
ST-249
7
La puerta negra del infierno
Burton Hare
ST-545
8
La muerte gris
Burton Hare
ST-514
9
Los muertos que no maté
Burton Hare
ST-210
10
Sangre con cuentagotas
Lou Carrigan
ST-610
11
La tarántula asesina
Joseph Berna
ST-533
12
Biografía de un monstruo
Lou Carrigan
R-22 y ST-607
13
Fauces sangrientas
Lou Carrigan
ST-575
14
Asesinatos en el Soho
Donald Curtis
ST-451
15
En nombre de Satán
Burton Hare
ST-549
16
El reino de los infiernos
Lou Carrigan
ST-554
17
El final del laberinto
Clark Carrados
ST-511
18
El templo de Satán
Burton Hare
ST-522
19
Mi bella monstruo
Lou Carrigan
ST-263 y ST-582
20
Hollywood, Horror Show
Donald Curtis
ST-460
21
Tumba sin fondo
Clark Carrados
ST-532
22
Una oración para Abigail
Curtis Garland
ST-427
23
Miedo a la oscuridad
Lou Carrigan
ST-323 y ST-592
24
Excursión al infierno
Joseph Berna
ST-538
25
El horror sin nombre
Burton Hare
ST-147
26
El ritual de la sangre
Donald Curtis
ST-466
27
¡Matad, muertos, matad!
Burton Hare
ST-142
28
El comprador de recuerdos
Lou Carrigan
ST-469
29
El experimento del Dr. Marlowe
Joseph Berna
ST-564
30
Lobos contra lobos
Clark Carrados
ST-571
31
Amada bruja mía
Lou Carrigan
ST-526
32
El señor de la noche
Joseph Berna
ST-569
33
El yeti
Curtis Garland
ST-117
34
Estudio sobre el miedo
Lou Carrigan
ST-290 y ST-605
35
¡Lobos!
Clark Carrados
ST-118
36
Asesinato en Cementery-Street
Curtis Garland
PR-981
37
Noche tenebrosa
Lou Carrigan
ST-303 y ST-613
38
La espantosa muñeca
Curtis Garland
ST-448
39
Club para gente encantadora
Lou Carrigan
E-15, ST-248 y
ST-482
40
Una puerta siempre abierta
Clark Carrados
ST-449
41
A solas con Charly
Lou Carrigan
R-48, ST-216 y ST-478
42
El regreso de los pájaros
Lou Carrigan
R-30, ST-180 y ST-418
43
En la boca del lobo
Lou Carrigan
R-36, ST-183 y ST-465
44
Entre tinieblas
Lou Carrigan
ST-329
45
Compradoras de vidas
Clark Carrados
ST-445
46
Miedo en los sargazos
Curtis Garland
ST-115
47
Sollozos
Lou Carrigan
ST-355
48
La carroña está servida
Lou Carrigan
ST-344
49
Al final de la noche
Clark Carrados
ST-254
50
¡Arde, diosa, arde!
Clark Carrados
ST-256
51
Camino a ninguna parte
Clark Carrados
ST-244
52
El diabólico doctor Kell
Clark Carrados
ST-236
53
Trece monedas de muerte
Clark Carrados
ST-259
54
"Shock"
Clark Carrados
ST-251
55
Excursión al mundo del terror
Joseph Berna
ST-293
56
Seis cadáveres en potencia
Joseph Berna
ST-436
57
¡Morded, vampiros, morded!
Joseph Berna
ST-391
58
La doble vida de John Parr
Clark Carrados
ST-247
59
La ciudad de los muertos vivientes
Joseph Berna

ST- 325
60
La venganza de una bruja
Joseph Berna
ST-339
61
Con el demonio no se juega
Joseph Berna
ST-334
62
Juegos de cementerio
Lou Carrigan
ST-440
63
El terror cayó del cielo
Joseph Berna
ST-274
64
La mansión de los mil y un horrores
Joseph Berna

ST-350






3 comentarios:

  1. "¿sería viable hoy en día una colección de bolsilibros de terror, aunque fuera con material reciclado de antiguas editoriales?"

    Yo creo que sí, pero no en papel, con costos demasiado altos de material y distribución. Vender un bolsilibro a 5€ es un suicidio y venderlo a 1€ y con el escasísimo margen pagar al autor, portadista, etc es inviable. Haría falta un volumen de ventas brutal que no se produciría.
    Pero a juzgar por los blogs y foros donde se comentan y comparten versiones digitalizadas yo no entiendo por qué no se venden en Amazon (por ejemplo) al menos una parte de estas obras, donde sin gastos operativos los autores se llevarían un porcentaje incluso mucho mayor del que cobraban en su día.
    Imaginemos una sección de bolsilibros en Amazon (o Rakuten, FNAC, o CasadelLibro, me da igual) con miles de esos bolsilibros con sus portadas originales (habría que pactarlo con los portadistas originales o sus herederos, claro). Pues no. Nada de eso.

    Cada uno vende un puñadito (escasísimo) de obras en su web particular (los que la tienen, que ni siquiera son muchos) y punto.
    Hace tiempo le propuse la idea a Lou Carrigan y fue muy amable y me regaló alguno de sus libros pero acogió la idea con una frialdad total.
    No lo entiendo, aunque creo imaginar las razones que pueden llevar a los autores a esa postura.

    ResponderEliminar
  2. hace tiempo alguien propuso reeditar la colección Selección terror en formato Biblioteca Marvel

    ResponderEliminar
  3. Hola, Jordi. Solo quería felicitarte por tu blog, es excelente. Un saludo.

    ResponderEliminar