domingo, 1 de febrero de 2015

Empieza una aventura terrorífica

Presentación


"Habría que estudiar en serio y a fondo la literatura de kiosko, que descubre profundos secretos de las almas. Cuesta trabajo comprender que los doctorandos se extenúen buscando inverosímiles temas de estudio que acaso leerá sólo el tipógrafo, cuando todo está por explicar, por contar, por entender".
                                                                                                              Julián Marías

                He querido empezar la presentación de este blog sobre los bolsilibros de terror en España con estas sabias palabras de Julián Marías (que sirven de pórtico a Las literaturas de kiosko, que Francisco Alemán Sainz publicó en 1975 en la Biblioteca Cultural RTVE, de la editorial Planeta, pág. 5). Todavía hoy, 40 años después de escrito este libro, la literatura pulp que se vendía en los kioskos españoles a lo largo de varias décadas todavía no ha ocupado el lugar que le corresponde en la Academia y en la Universidad. Aunque, bien es cierto que, en los últimos años, estamos asistiendo a una especie de segunda vida de la literatura de bolsilibro (de las famosas novelas de a duro). Esto se debe a varias razones:

                - Por un lado, una suma de generaciones, por nostalgia o por descubrimiento reciente, están volviendo a reivindicar los nombres de Silver Kane, Curtis Garland, Ralph Barby, Lem Ryan y un sinfín de autores que entretuvieron a millones de personas durante varias décadas. Así, encontramos blogs, grupos en las redes sociales y muchos rincones en la red que reivindican el papel cultural que estas "novelitas" tuvieron en su época. Esto ha permitido que algunos de estos bolsilibros se han convertido en verdaderas piezas de deseo por parte de decenas de buscadores de tesoros escondidos entre sus páginas ajadas por el tiempo (sin querer ir más lejos, que esto es sólo una presentación, baste recordar el caso de Rancho Drácula, de Silver Kane);

                - Por otro lado, las editoriales (Darkland, Dlorean, P.U.L.P., etc.) están empezando a recoger el guante y vuelven a reeditar algunas de las obras más originales de estos autores o, en otros casos, son los mismos autores bolsilibrescos los que deciden auto(re)editarse. Esto no haría más que demostrar tanto el papel de los bolsilibros en la cultura popular española, así como el poso que algunos de sus títulos dejaron en la memoria de sus viejos lectores (o la pátina de avidez lectora que han despertado en los que, como yo, por edad no pudimos disfrutar de estas historias cuando ocuparon su lugar en el mundo infinito de los kioskos.

                - Por último, ya se empiezan a necesitar dedos de manos ajenas para contar las publicaciones en forma de libros, artículos y monográficos dedicados a este tipo de literatura, tanto en formato papel como en formato digital. Eso es algo por lo que debemos felicitarnos todos los adictos a este tipo de literatura ya que cada estudio (sea éste pormenorizado y erudito o frugal y fruto de una experiencia de lectura amena), nos ayuda a reconstruir y a dotar de la importancia necesaria, una página tan importante dentro de la Cultura Popular escrita en español.




Objetivos del blog


                Este blog, que a partir de hoy espero que sea también un poco vuestro, tratará con una mirada amplia los bolsilibros de terror que ocuparon las tensiones inhabitables que Scherezade pudo inventarse al día siguiente de las mil y una noches y su colección. Es decir, los kioskos según los definió en su día Francisco Alemán Sainz (Loc. Cit.).

                Aquí se reunirán Silver Kane y Curtis Garland, Ralph Barby y Adam Surray, Joseph Berna y Vic Logan, Bruguera y  Easa, reseñas con anuncios de reediciones, etc. Todo ello con un denominador común: el terror. Un terror que podrá provenir de un hombre o de un ser fantástico, ser un horror real o acabar en una explicación racional (como ocurría en la literatura gótica de Ann Radcliffe), estar insertado en un el número de una colección de terror o mostrar sus alas de murciélago en un hibridación genérica como los llamados weird westerns (en este caso, podríamos citar a Silver Kane o a Donald Curtis, como dos de los maestros de este tipo de narraciones) o las mezcolanzas de ciencia ficción y terror (como en su día hicieran Ralph Barby o Lem Ryan).

                Este rincón será el cobijo de los elementos más terroríficos de la literatura de kiosko que "aunque no suelen tener el gran empaque que las conduce sin remedio a las bibliotecas" (Ibíd., pág. 6), y también el vuestro si queréis acompañarme en este terrorífico viaje con el tren de los horrores bolsilibrescos. 


¡Subid todos a bordo que el tren fantasma de los bolsilibros de terror está a punto de iniciar su viaje!


Agradecimientos


                Sería de muy mala educación acabar esta presentación sin acordarme de algunas personas que han hecho posible que hoy estéis leyendo estas líneas. En primer lugar, ya que sin ellos y ellas nada de esto sería posible, a los autores y editores que escribieron y publicaron todas y cada una de las obras de las que os hablaré en este rincón del terror. En segundo lugar, quisiera agradecer a todos los blogs que han dedicado -por completo o en algunas de sus entradas- su espacio a hablar de estas joyas llamadas novelas de a duro, verdadera literatura popular española. También quería dar las gracias públicamente a dos grandes conocedores de los bolsilibros de terror que me han ayudado a lo largo de estos años a localizar obras inencontrables y me han facilitado toda información que pudiera necesitar y que estuviera en sus manos: Alberto López Aroca y Andrés Peláez Paz. Y, por último (pero no por ello menos importante, como dirían los ingleses), también quería daros las gracias a todos y cada uno de vosotros, futuros lectores de las entradas de este blog. A partir de hoy, este blog también será un poco vuestra casa y mi correo electrónico (que podéis encontrar en mi perfil, en la parte derecha de este blog), está abierto a vuestras opiniones, indicaciones, sugerencias... vamos, a lo que consideréis oportuno.


                ¡¡Muchas gracias a todos y bienvenidos a Bolsilibros de Terror!!

Jordi Llavoré

8 comentarios:

  1. Sinceras felicitaciones, Jordi, por tu genial iniciativa. Creo que la mayoría de los aficionados a este género tenemos demasiadas lagunas y a buen seguro que este blog nos ayudará a subsanarlas. Muchas gracias, mucha suerte y mucho ánimo.
    Lorenzo Berrazueta / Darkland

    ResponderEliminar
  2. Felicidades y mucha suerte, aún recuerdo con cariño aquel maravilloso número 1 de Selección Terror de Bruguera, "La Muerta Que Vivió Seis Veces" de Silver Kane. ¡Que tiempos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Un fuerte abrazo! ¡Y que esto dure mucho!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Muchas gracias Anticuario, Eihir y Alberto!!!

    En breve colgaré la primera entrada; y espero que sea sólo la primera de muchas más.

    ResponderEliminar
  5. Animo con este nuevo blog que promete muchas emociones fuertes. Saludos, Jordi.

    ResponderEliminar
  6. a pesar de que mi relación con los bolsilibros de terror es agridulce, de amor odio, espero lo mejor para este blog, la curiosidad me devora sobre tus nuevas entradas

    ResponderEliminar